La mata de maiz

«Gregorio Gutierrez González en  L. Lectura Felix A. Soler»

pop-corn-785074
Brotaron del maíz en cada hoyo
tres o cuatro maticas amarillas,
que con dos hojas anchas y redondas
la tierna mata de frisol abrigan.
.
Salpicada de estrellas de esmeralda
desde lejos la roza se divisa;
manto real de terciopelo negro
que las espaldas de un titán cobijan.
.
Aborlonados sus airosos pliegues
formados de cañadas y colinas;
con el humo argentado de su rancho,
de sus quebradas con la blanca cinta.
.
El maíz con las lluvias va creciendo
henchido de verdor y lozanía,
y en torno del entapizado el suelo
va naciendo la hierba entretejida;
.
Por doquier se prenden los bejucos
que la silvestre enredadera estira,
y en florida espiral trepando, envuelve
las cañas del maíz la batatilla.
.
Sobre esa alfombra de amarillo y verde
los primeros retoños se divisan,
que en grupos brotan del cortado tronco
a quien, su savia exuberante quitan.
.
Ya llegó la deshierba; la ancha roza
de peones invade la cuadrilla,
y armados de azadón y calabozo
la hierba toda ya la maleza limpian.
.
Queda el maíz en toda su belleza,
mostrando su ,verdor en largas filas,
en las cuales se ,ve la frisolera
con lujo tropical entretejida.
.
¡Qué bello es el maíz! Mas la costumbre
no nos deja admirar su bizarría
ni agradecer al cielo ese presente
solo porque lo da todos los días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s