La hora de los niños

«Víctor E. Caro en  L. Lectura Felix A. Soler»

cartoon-1082114
Entre el ocaso y la aurora,
cuando anochecíendo va,
hay una hora, la hora
de ,molestar a papá.
.
De bandidos disfrazados,
la puerta abrimos con tiento
y con pasos muy callados
dejamos nuestro aposento,
.
Por la escalera después
bajamos con facha hostil,
en la punta de los pies
y con precauciones mil.
.
A su puerta hacemos alto,
y en un breve cuchicheo
concertamos el asalto,
el ataque y el saqueo.
.
Y de pronto, con fiereza,
de las espadas al brillo,
tomamos la fortaleza
del señor de horca cuchillo.
.
A la torre secular
ascendemos en gavilla,
es decir, al espaldar
y a los brazos de su silla,
.
Y con designios aviesos,
prisionero en nuestros lazos
lo devoramos a besos
y lo asfixiamos a abrazos.
.
Hasta que él grita: «¡Menguados
follones y aventureros!
¡Aun tengo alientos sobrado
para luchar y venceros!»
.
Y en arranque tremebundo,
por angosto socavón,
nos arroja en el profundo
foso de su corazón,
.
donde estaremos con grillos
por la eternidad entera
hasta quede sus castillos
no quede el polvo siquiera.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s