Belleza y amor

fluffy-707685 (1)

¡Oh Padre, cuánto es bello
el mundo que tú hiciste!
No hay templo, no hay palacio,
no hay sueño que su encanto rivalice.
¿Por qué, por qué los hombres,
como envidiosos tigres,
viven aborreciéndose
el breve tiempo que en el mundo viven?
Cuando aire, y cielo, y tierra
murmuran: ¡sed felices!
¡Amaos unos a otros
y trabaj ad para llamaros libres!
¡Oh Padre, cuánto, es bello
el mundo que tú hiciste!
¡Felices los que sepan agradecerte,
amarte y bendecirte!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s