La araña y el Jardinero

José Caicedo


En la rama de un árbol trabajaba
una araña su tela. El jardinero
atento la miraba,
y al fin dijo golden-orb-spider-281142con aire chocarrero:
-mucho tu industria, amiga, te desvela, _
por fabricar tus redes pescadoras:
pero tu frágil tela
durará, me parece, pocas horas;
que al podar esa rama vendrá abajo
la hamaca en que te meces, y perdido
será tu vil trabajo
y los días que en él has consumido;


-Y dime, le responde el pobre insecto,
este bello jardín que tú cultivas,
con arte tan perfecto,
y este árbol y estas casas tan altivas .
¿por siempre han de durar Tu misma mano
que amaga mi existencia y que ya espera
lanzarme el golpe insano,
¿no es, como yo, también perecedera


Engaña al hombre su impotente orgullo,
pensando que, del tiempo en el abismo,
de un gusano el capullo
y el bello Partenón no son lo mismo.
Tuvo razón la araña,
que todo en este mundo es telaraña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s