El Zorro y la Cigueña

Juan de la Fontaine

stork-782060

Fábula

El Compadre zorro se propone un día
gastar mucho dinero a
y a su comadre la cigüeña envía
un cortés mensajero,
rogándole comer en compañía;
fue el regalo mezquino
y sin mucho aparato.
El galán, un avaro de lo fino,
vivía parcamente
y ofreció nada más por todo plato
de leche con azúcar una fuente.
Estorbó a la cigüeña el largo pico
y no probó alimento.
En tanto el compadrico
lamió toda la fuente en un momento.
Por vengarse de burla semejante
a poco la cigüeña lo convida
con mucho gusto respondió el tunante
Con mis buenos amigos, en la vida
gaste yo cumplimiento.
Así que del convite llegó el día,
de la cigüeña fue al alojamiento,
alabó su extremada cortesía
y del festín lo raro y exquisito
ponderó sobre todo su apetito…
(nunca faltó a los zorros, a fe mía):
De la carne el olor le deleitaba
y muy tierna y sabrosa la juzgaba,
pero en trozos pequeños dividida,
en vasos especiales fue servida.
De la cigüeña el pico
entraba en esos vasos fácilmente;
mas el zorro el hocico
pugnó por penetrar inútilmente.
Volvió en ayunas a su casa al cabo,
corrido y con mohína,
cual zorro a quien atrapa una gallina,
contra las piernas apretado el rabo,
dando al viento sus quejas
y gachas las orejas.
Los que engañáis arteros a los otros,
cuidad que nos os engañen a vosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s