Las ovejas juramentadas

Cierto pastor, indignado por las depredaciones del lobo, reunió el rebaño y dijo:
bighorn-sheep-204693_1280

– Amigos! Ha llegado el momento de reaccionar. Sois legión y el lobo es uno solo. Si os unieseis y resistieseis a pie firme, el que perderá la partida será él y nos veremos para siempre libres de su cruel voracidad.

Lo carneros aplaudieron con entusiasmo y levantando una de las patas delanteras, juraron resistir,

 – Muy bien! exclamó el pastor. Ahora hay que combinar el medio practico para resistir. Propongo lo siguiente: cuando aparezca la fiera, que nadie huya; al contrario: se afirman en sus pezuñas, tensos los músculo, esgrimen la cabeza embistan contra el lobo, lo acorralan, lo oprimen, lo aplastan,
una salva de bees sello el pacto y durante el día entero no se habló más. que de la tremenda réplica que darían
al lobo

Al anochecer, sin embargo, cuando el rebaño volvía al corral, se sintió de repente un aullido.
 – El lobo!….

No fue preciso más: sobrevino el pánico y los héroes juramentados huyeron por los campos, llenos de pavor.

Fue una falsa alarma. No era el lobo! No era más que la sombra del lobo!

No pidas a la oveja más que lana.

Volver a índice

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s